17 de noviembre de 2009

De ayer a hoy he pasado por varios estados emocionales diferentes, dormí un par de horas y me levante sobresaltada. He ido de la bronca pura y rabiosa (ante una situación que no entiendo ni me gusta),a la impotencia, al impulso de vender todo e ir hasta allá, pasndo por la tristeza y angustia del no saber y presentir lo peor, llegando a este punto en donde estoy ahora: la espera sin calma ni desesperación, la masoquista tranquilidad de saber que no hay mucho que pueda hacer y que la mano que me tocó es ésta.
No quiero que se entienda ésto como una resignación fácil y blanda. No soy de las que se resignan. Es un intentar de conservar la calma y pensar en lo que importa: me querés y te quiero. Nos queremos, con toda la locura y la dificultad, nos queremos. Y no sé si algo habrá cambiado en vos, pero tengo la absoluta confianza en que, de ser así, me lo vas a decir. Yo desde acá estoy y hago todo lo que me posibilita la distancia, vos desde allá supongo que atravesarás confusiones, indecisiones en el peor de los casos.
Y si me toca perder la contienda por lo menos sé que , una vez más, me jugué completamente, que no me quedaron cosas por hacer o decirte.



Puedo ponerme cursi y decir que tus labios
Me saben igual que los labios que beso en mis sueños...
Puedo ponerme digno y decir toma mi dirección
Cuando te hartes de amores baratos, de un rato me llamas

2 perdidos:

Nabulio dijo...

guauuuu ni me quiero imaginar las cosas que se te pasan por la cabesa cuando estas tipeando e
saludos y bueno este me costo mas pero te segui el hilo
saludos

La.de.la.foto dijo...

jajaja porqué lo decis? escribo muy enrevesado?? faaaa es que soy un manojo de contradicciones ultimamente... besos y gracias por aparecer jajaja
vos que harias? crees o no?

Publicar un comentario