5 de abril de 2013

De a poco vas matando mis detalles. Con cada omisión creas otra palabra/gesto/cariño que queda en intentos.

Es el peor de los olvidos.

0 perdidos:

Publicar un comentario